Destacadas Fundaciones AFE Noticias

Alianza ERA para la educación rural de Antioquia

Fortalecer la educación pública rural en Antioquia, en todos los niveles de formación, en términos de cobertura, calidad y pertinencia y así contribuir al desarrollo social y económico de las comunidades en sus territorios, es el objetivo de esta alianza público privada de la que hacen parte 12 organizaciones.  En 2019 se llegará a 14 municipios, 299 sedes y 15 mil estudiantes aproximadamente.

En Colombia el 80% del territorio es rural, y es habitado por una tercera parte de la población del país. Este nivel de dispersión, la violencia, factores sociales como la pobreza y la falta de atención institucional han impedido la garantía del derecho a la educación a la población rural en condiciones de cobertura, calidad y pertinencia, alimentando una brecha urbano-rural muy amplia. Esta situación se manifiesta en todos los niveles de la educación en zonas rurales:

– Primera Infancia: el 49,3% de los niños y niñas menores de 5 años permaneció con su padre o madre en la casa (DANE, 2014).

– Básica secundaria y Media: la cobertura es baja, en secundaria es (55%) y en media (25%), especialmente en las zonas de mayor dispersión poblacional (DNP, 2015).

– Educación terciaria: En 2013 solo el 5,1% de los jóvenes mayores de 17 años obtenía un título en educación superior en la zona rural (Ministerio de Educación, 2015).

De igual forma, la característica dispersión poblacional de la ruralidad incide también en la capacidad de acceso y cobertura del sistema educativo, de acuerdo con la OCDE en su estudio La Educación en Colombia (2016), en el cual se analiza la disposición del sistema educativo en el territorio, se indica que: “Los grupos de escuelas y colegios rurales tienen una mayor cantidad de sedes, las cuales pueden estar distribuidas a lo largo de distancias considerables, dificultando la coordinación; y la transición aún sigue siendo un desafío para los estudiantes.”

En Antioquia el 86% de las sedes educativas son rurales (municipios no certificados). 3.929 de 4.539 (Proantioquia, 2017); cada una se ha transformado junto a la comunidad que la habita, pues son parte de la cotidianidad de cada vereda del Departamento. Sin embargo, sus docentes y estudiantes han visto cómo sus escuelas y su educación queda rezagada por la falta de atención pertinente, de calidad, coordinada, integral y sostenible, disminuyendo de raíz las oportunidades y calidad de vida de los antioqueños que habitan en el campo.

Entre los factores que dan cuenta de los retos del sistema educativo en el departamento está la tasa de cobertura, que aún sin desagregar cobertura rural y urbana, evidencia unos porcentajes bajos en todo el sistema y de forma notoria en el nivel de la media, en donde no llega a ser la mitad de la matrícula de la primaria. Una de las causas de esta situación en la ruralidad es que si bien hay una oferta amplia de sedes primarias, para los niveles de secundaria y media la oferta es distante y no es accesible en todos los casos.

Tabla 1 – Tasa de cobertura ETC Antioquia (Proantioquia, 2017)

Adicional a lo anterior, está la permanencia de los estudiantes en el sistema, que para el caso de Antioquia muestra también un porcentaje de supervivencia escolar muy limitado.

Tabla 2 – Supervivencia escolar en Antioquia (Proantioquia, 2017)

El departamento, como el resto del país, carece de una política educativa para la ruralidad, y a pesar de los múltiples esfuerzos que se han hecho, como la política de universalización de la primaria a través del modelo Escuela Nueva, el Programa de Educación Rural (PER) en sus dos fases y, a nivel departamental, la dotación de guías de Escuela Nueva en 2007 y 2015, y el programa Jóvenes con Futuro, hoy no hay una política o estrategia sostenible que cobije a la ruralidad de forma pertinente e integral, ni en el nivel nacional, ni en el departamento.

Debido a lo anterior, se ha conformado una alianza en Antioquia entre entidades públicas y privadas en la que están: Fundación Secretos para Contar, Comfama, Fundación Fraternidad Medellín, Comité Departamental de Cafeteros de Antioquia, Proantioquia, Fundación Sura, Fundación Sofía Pérez de Soto, Fundación Bancolombia, Fundación Aurelio Llano Posada, Fundación Postobón, Fundación MUV y la Gobernación de Antioquia, este último como el ente territorial responsable de la política educativa en el departamento. Una unión que busca promover el desarrollo rural a través de la educación y que ha encontrado en la experiencia del departamento de Caldas el mejor referente en el país, en el cual se articula un modelo educativo y de gestión para la educación rural, a través del modelo Escuela Nueva.

“Este modelo integra todos los ciclos de formación, desde primaria hasta educación superior, incluyendo aspectos relacionados con competencias laborales generales y los proyectos pedagógicos productivos. Estos últimos han mostrado impactos positivos en términos de generación de ingresos, asociatividad y éxito de emprendimientos futuros, así como externalidades positivas en asistencia técnica desde los jóvenes a sus padres u otros miembros de la comunidad”[1]

En 2017 las entidades aliadas en Antioquia conformaron un equipo de trabajo para la implementación de una intervención piloto coordinada desde la Fundación Secretos para contar, en la cual se recibió la transferencia del modelo educativo y de gestión por parte del Comité de Cafeteros de Caldas (entidad coordinadora de la alianza en ese departamento), se comenzó a implementar en 17 sedes de 2 instituciones educativas rurales del municipio de Jardín, y luego se llegó en 2018 a 5 municipios, en 120 sedes educativas.

Durante los años de implementación se cuenta con los siguientes logros:

Logros:

  • Construcción de lazos de confianza con las comunidades educativas de los municipios, así como apropiación y compromiso de esta frente al proyecto.
  • Formación y acompañamiento de las prácticas de aula de los maestros, quienes implementan autónomamente las estrategias orientadas.
  • Comprensión de los escenarios de gestión del proyecto: autoridades y comunidad educativa en todos los niveles.
  • Adhesión de más actores en la alianza, que pasó de 6 aliados en 2017 a 11 en 2018.
  • Maestros con habilidades para la implementación de pedagogías activas.
  • Conformación de los Comités de Apoyo territoriales
  • Nuevas posprimarias en zonas rurales dispersas
  • Convenios firmados con dos universidades para la implementación de la Universidad en el Campo. Con el Tecnológico de Antioquia (Técnico profesional en operaciones Agrícolas Tecnólogo en Gestión Agroambiental) y con el Colegio Mayor (Técnico profesional en Operación Turística y Tecnólogo en Gestión turística)
  • Consolidación de un equipo multiplicador del modelo
  • Construcción de ruta de trabajo y procedimientos para la réplica
  • Propuesta de escalamiento subregional

[1] SALDAR LA DEUDA HISTÓRICA CON EL CAMPO. Marco conceptual de la Misión para la Transformación del Campo (2014). José Antonio Ocampo. Departamento Nacional de Planeación. Bogotá. p. 23-24.

Fuente: Fundación Fraternidad Medellín

Entradas relacionadas

La Fundación Empresarios por la Educación (FExE) entrega reconocimiento a la Fundación Promigas por sus veinte años de compromiso con el avance social del país

ComunicacionesAFE

AVANZA LA ESTRATEGIA PSICOSOCIAL DEL PROGRAMA LIDERES DE ACERO

Comunicaciones-AFE

La AFE junto con WINGS realizaron el Encuentro regional de WINGS para América Latina y el Caribe

Comunicaciones-AFE

Dejar un comentario

Entrar

X

Registrarse

X