Artículos AFE Opinión

El poder de las niñas: seis lecciones para los financiadores que las apoyan

Hoy es el Día Internacional de la Niña, y el lema de este año, “Una generación de niñas sin un guion prestablecido e imparable «, ofrece un recordatorio inspirador a los financiadores para evaluar cómo nuestras prioridades y prácticas elevan el poder de las niñas para cambiar el mundo.

Aunque la vida de las niñas en todo el mundo ha mejorado de muchas maneras, las persistentes barreras sociales, culturales, legales y políticas se interponen en el camino para garantizar que todas las niñas crezcan para alcanzar su máximo potencial.

Para superar estas barreras, los financiadores deben apoyar, fortalecer y conectar organizaciones que desafíen la desigualdad de género al enfocar los programas en las niñas y crear espacios enriquecedores donde el liderazgo feminista joven pueda florecer.

Aquí en Global Fund for Children, los grupos comunitarios con los que nos asociamos nos han enseñado seis lecciones importantes para avanzar en el trabajo enfocado en las niñas:

  1. Prestar atención al liderazgo de las niñas.

Cuando financiamos programas que tienen como objetivo cambiar la vida de las niñas, es importante prestar especial atención al papel que desempeñan dentro de las organizaciones. Las niñas y mujeres jóvenes que lideran organizaciones tienen el potencial de servir como modelos inspiradores a seguir y actuar como líderes de movimientos. Hay muchos ejemplos que podemos considerar: Artemisa en Honduras está dirigida por un grupo de mujeres jóvenes principalmente lesbianas y bisexuales que rechazan el modelo tradicional de un único líder, mientras que la Iniciativa Nyanza para la Educación y el Empoderamiento de las Niñas en Kenia (NIGEE por sus siglas en inglés) permite a las niñas tomar roles de liderazgo a través de la participación en el comité directivo de NIGEE.

  1. Proporcionar financiación flexible.

Proporcionar fondos flexibles es especialmente importante para los grupos enfocados y dirigidos por niñas, ya que les ayuda a determinar sus propias agendas y tomar decisiones sobre la mejor manera de usar los recursos. Las niñas y las mujeres jóvenes a menudo no tienen una participación igual y significativa en la toma de decisiones que afecta sus vidas, tanto en los espacios formales como los gobiernos, o en los informales como los grupos comunitarios. La financiación flexible ayuda a avanzar en la igualdad de género al redistribuir el poder a las niñas y mujeres jóvenes para que tomen decisiones y persigan sus propios objetivos.

  1. Practicar lo que se predica

Crear un mundo más justo y equitativo a través del trabajo que apoyamos requiere que desafiemos nuestras propias prácticas y formas de trabajo, para garantizar que estamos apoyando los procesos que fomentan la representación. Esto puede significar dar un paso atrás para trasladar el poder de toma de decisiones a las mujeres jóvenes y a los líderes locales, desde invitarlas a diseñar colectivamente sus propios indicadores de éxito, hasta asegurarse de que tengan la misma voz sobre qué proyectos financiar.

  1. Crear espacios para la conexión

Los grupos comunitarios que promueven los derechos de las niñas a menudo enfrentan aislamiento y riesgo personal mientras trabajan para desafiar las normas y prácticas culturales como el matrimonio infantil, el corte genital femenino, la libre circulación y la autonomía corporal. Los financiadores pueden ayudar a fomentar la solidaridad, la conexión y el aprendizaje mutuo reuniendo a sus socios y creando espacios para que las organizaciones se reúnan, compartan y aprendan.

  1. Unir fuerzas con pares

Muchas instituciones ahora creen en el valor de invertir en las niñas, sin embargo, todos podemos hacer más para garantizar que estas inversiones sean significativas, visibles y coordinadas. Las organizaciones comprometidas a elevar a las niñas tienen el potencial de hablar con mayor voz al unir fuerzas con otros para compartir recursos y agregar el aprendizaje. With and for Girls, por ejemplo, es un colectivo de 11 financiadores que adopta las donaciones dirigidas por niñas, dando a las niñas de todo el mundo la última palabra en la concesión de donaciones a grupos valientes enfocados y dirigidos por niñas.

  1. No hacer que las niñas carguen con toda la carga

Las niñas son poderosas influyentes, pero los niños también deben hacer el trabajo para transformar las normas de género. Creemos que es fundamental apoyar a las organizaciones dirigidas y enfocadas en las niñas que entienden las necesidades de sus niñas, y crear espacios seguros y enriquecedores para que las niñas desarrollen confianza y habilidades. Invertir en los niños como aliados feministas puede ayudar a complementar este esfuerzo, al ayudarlos a profundizar su comprensión de la masculinidad y de las actitudes y comportamientos que perpetúan la violencia.

En una conferencia de Human Rights Funders Network en octubre pasado, un grupo de jóvenes mujeres líderes de organizaciones galardonadas del premio de Win and For Girls ofrecieron la sesión de clausura de la conferencia. Retaron a los financiadores en la sala a intensificar el compromiso con las niñas y vivir el lema de «nada para nosotras sin nosotras». Como la joven activista sueca, Greta Thunberg, nos recuerda sobre el cambio climático, hay mucho más por hacer. Creemos que esto es similar para el desafío que presentaron las jóvenes líderes. Nos enorgullece acompañar en este viaje a docenas de organizaciones comunitarias que aumentan el poder de niñas «imparables».

 

Corey Oser es Vicepresidente de Programas en el Fondo Global para la Niñez

Entradas relacionadas

La financiación desencadenada: un enfoque activista para desatar el liderazgo LGBTQI en África Occidental

ComunicacionesAFE

Con el aumento de las protestas de la gente, ¿por qué los filántropos están quedando rezagados con respecto al cambio climático?

ComunicacionesAFE

¿Evaluando la sostenibilidad financiera de su beneficiario? Entonces por favor lea esto.

ComunicacionesAFE

Dejar un comentario

Entrar

X

Registrarse

X