Artículos AFE Opinión

Instituciones filantrópicas critican a Bill Gates por la distinción a Modi

El filántropo líder en el mundo, Bill Gates, ha sido fuertemente criticado por el sector filantrópico por su decisión de otorgar una distinción al Primer Ministro de la India, Narendra Modi, en reconocimiento a la misión Swachh Bharat del gobierno indio, una importante iniciativa de salud pública para proporcionar sanidad segura en India.

El controversial premio “Global Goalkeeper” -Guardameta global- fue entregado a Narendra Modi por Bill Gates en una ceremonia en las Naciones Unidas el 25 de septiembre con el fin de resaltar las contribuciones para alcanzar los Objetivos Globales al 2030 conocidos como los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS-.

Sin embargo, el reconocimiento ha llevado a un intenso desconcierto y en ocasiones a criticismo directo dentro de la comunidad filantrópica. El Human Rights Funders Network (HRFN), que cuenta con algunos de los principales donantes a los derechos humanos como miembros, expresaron decepción diciéndole a Alliance que la distinción menoscababa la “credibilidad” de la Fundación Gates como un líder de derechos humanos y sus esfuerzos para reducir la desigualdad.

“Como una red de donantes a los derechos humanos, comprometidos en este tema, es decepcionante ver a la Fundación Gates honrando al Primer Ministro Modi con esta distinción. En nuestra más reciente lista de principales donantes a los derechos humanos, Gates estuvo en la novena posición. Premiar al Primer Ministro Modi por sus contribuciones a mejorar las condiciones de vida para algunos ciudadanos, deja de lado los ataques en aumento a las minorías y las restricciones a la libertad de expresión y espacio cívico que han surgido durante su liderazgo. La Fundación Gates socava sus esfuerzos significativos para reducir la desigualdad y su credibilidad como defensora de los derechos humanos con este premio”.

Mientras que la contraparte de HRFN, Ariadne -la Red Europea de Donantes para los Derechos Humanos (por sus siglas en inglés), no proporcionó comentarios acerca de las decisiones de fundaciones específicas. Las preocupaciones de HRFN fueron compartidas por un número de figuras principales del sector filantrópico global.

Un filántropo líder en la India, quien pidió no ser nombrado debido a que temía que podría comprometer relaciones de financiamiento potenciales, llamó a esta decisión un ‘duro golpe’ a la filantropía y sociedad civil de la India, lo cual haría más difícil hablar acerca del abuso a los derechos de las minorías. “Para la sociedad civil (esta distinción) alienta a mayores acciones hostiles en un momento en que la situación ya es realmente dura. Para la filantropía, hace más difícil que otros filántropos, especialmente aquellos de la India, tomen una postura pública basada en principios. Para los Cachemires y aquellos que buscan proteger los valores constitucionales de la India es un duro golpe. Y, es poco probable comprar consideración alguna del gobierno o de la Fundación Gates o sus aliados. Estamos entristecidos, desanimados y severamente decepcionados de la elección de la Fundación Bill y Melinda Gates”.

De acuerdo con los más recientes datos de Advancing Human Rights, una investigación liderada por Candid y el Human Rights Funder Netwok, la Fundación Gates es la novena mayor donante en temas de derechos humanos en el mundo, por contribuciones de $93 millones en causas relacionadas con los derechos humanos en 2016. Sin embargo, su trabajo está típicamente enmarcado alrededor de temáticas de salud global, desarrollo y en abordar la desigualdad, más que en derechos humanos.

La preocupación pública acerca de la distinción de Gates salió a la luz en el sector filantrópico el pasado mes cuando una coalición llamada South Asian Americans in Philanthropy llamaron a la Fundación Gates a reservarse sus planes de entregar un premio a Modi. Esta decisión también ha causado malestar dentro de la misma Fundación Gates, incluyendo la renuncia de un miembro de su equipo de trabajo en India. Escribiendo para el New York Times, Sabah Hamid dijo que ella renunció a su cargo porque la decisión violaba el “espíritu” de la misión de la fundación que todas las vidas tienen el mismo valor, teniendo en cuenta las presuntas persecuciones por parte de Modi a las minorías del país.

La controversia también ha focalizado la atención en la Universidad de Cambridge, donde la fundación ha financiado un importante programa de becas. Bill Gates habló en el Cambridge Union el 7 de septiembre, para aceptar un premio del Stephen Hawking Fellowship en reconocimiento a su contribución a la ciencia y a su financiamiento a la Universidad. De acuerdo con el periódico estudiantil, Varsity, “la decisión de la Fundación Gates de premiar a Modi puede ser un tema de preguntas por parte de los estudiantes cuando Bill Gates de su discurso en el Cambridge Union”.

El desconcierto en Cambridge viene de una carta abierta firmada por más de 100 beneficiarios del programa de becas de la Fundación Gates -Gates Cambridge Scholars- y de los egresados de la Universidad. El pasado mes, los becarios escribieron a la Fundación Gates para “de forma inequívoca condenar la decisión de otorgar el Global Goalkeeper Award al Primer Ministro de la India, Narendra Modi. Elogiando al PM Modi por la Swachh Bharat Mission (Misión por una India Limpia) mientras se ignoran sus flagrantes violaciones de derechos humanos bajo su régimen es reprensible”. Aunque la letra ha sido respaldada por el Cambridge Graduate Union, que representa a estudiantes de posgrado de la universidad, un portavoz de la Universidad de Cambridge declinó hacer comentarios directos sobre las preocupaciones de sus becarios. En una declaración a Alliance, la Universidad dijo:

 

“El programa Gates Cambridge Scholarship fue establecido en 2000 por una donación de $210 millones de la Fundación Bill y Melinda Gates a la Universidad de Cambridge. Hasta la fecha, 1.700 becas han sido otorgadas a becarios de más de 100 países. Estos becarios continuaran construyendo una red global de futuros líderes comprometidos con mejorar las vidas de otros”.

 

Otros donantes líderes de derechos humanos, organizaciones sombrilla y filántropos indios han evitado, también, manifestar su preocupación de forma pública. Portavoces de las Fundaciones Ford, Novo y Oak todas declinaron dar comentarios al igual que el estadounidense Council on Foundation y el británico Association of Charitable Foundations, donde tiene oficinas la Fundación Gates.

Oxfam India, quien tiene una alianza con la Fundación Gates, declinó comentar como también lo hizo otro líder de los derechos humanos en India, el filántropo Rohini Nilekani, quien firmó el Giving Pledge de Gates y Buffett.

Sin embargo, una fuente importante de uno de los donantes más grandes del mundo en temas de derechos humanos remarcó la ironía de los filántropos de hoy estando preparados para ignorar los derechos humanos para lograr desarrollo teniendo en cuenta las pasadas críticas de occidente acerca de perseguir el desarrollo a costa de los derechos humanos. El “occidente debería recordarse a sí mismo de su propia historia”, agregó la fuente.

La aparente necesidad de fundaciones importantes de hacer difíciles sacrificios para lograr objetivos en temas de desarrollo, incluso si esto significa trabajar con personas cuyo récord de derechos humanos no se adecua a los estándares internacionales, parece estar en el centro de la decisión de la Fundación Gates al dar este reconocimiento.

En una declaración, la Fundación Gates dijo a Alliance: “El Primer Ministro Narendra Modi recibió este reconocimiento en los Goalkeepers Global Goals Awards de parte de la Fundación Bill y Melinda Gates por el progreso que ha tenido India en mejorar sus servicios de saneamiento, como parte de su campaña hacía lograr alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de las Nacionales Unidas.  Los servicios de saneamiento son un factor clave en mejorar la salud y el bienestar de millones de personas, especialmente mujeres y niños.

Globalmente, las enfermedades relacionadas a un saneamiento deficiente matan, cada año, cerca de 500,000 niños de menos de 5 años. A pesar de su importancia, los servicios de saneamiento no han recibido atención significativa. Muchos gobiernos no estas dispuestos a hablar de esto, en parte porque no existen soluciones fáciles. Antes de la Swachh Bharat Mission, más de 500 millones de personas en India no tenían acceso a saneamiento seguro, pero ahora, la mayoría lo tienen. Falta un camino muy largo por recorrer, pero el impacto del acceso a servicios de saneamiento en India está siendo logrado. La Swachh Bharat Mission puede servir como modelo para otros países en el mundo que urgentemente necesitan mejorar el acceso a servicios de saneamiento para los más pobres.”

Las aguas turbulentas que enfrenta la Fundación Gates vienen en un momento de un considerable cubrimiento público para la filantropía incluyendo un documental de Netfliix sobre Bill Gates y el anuncio hecho la semana pasada por Melinda Gates sobre el compromiso de su firma de inversión, Pivotal Ventures, de entregar 1 billón de dólares para promover la igualdad de género en los Estados Unidos.

 

Charles Keidan es editor de Alliance. Lea nuestra edición especial sobre la filantropía de derechos humanos.

Entradas relacionadas

Transparencia: Un pequeño paso para los financiadores, un gran salto para la igualdad

ComunicacionesAFE

Fundación Construimos promueve la vivienda al alcance de los más necesitados

ComunicacionesAFE

¿Evaluando la sostenibilidad financiera de su beneficiario? Entonces por favor lea esto.

ComunicacionesAFE

Dejar un comentario

Entrar

X

Registrarse

X