9 agosto, 2020
Inicio » Blog » Reflexiones de una crisis: un llamado a la introspección, cambio y transformación a la filantropía global y a la comunidad donante.
Artículos AFE La AFE Noticias

Reflexiones de una crisis: un llamado a la introspección, cambio y transformación a la filantropía global y a la comunidad donante.

Por: Benjamin Bellegy, Director Ejecutivo de WINGS.

(Este artículo hace parte de una serie de documentos recomendados y traducidos al español por la AFE para analizar de la mano de expertos y líderes internacionales, el rol del sector fundacional frente a la emergencia ocasionada por la pandemia del Coronavirus)

Al momento de escribir esta nota, más de la mitad de la población humana se encuentra en confinamiento, además, una proporción inmensa de todas las actividades humanas se han detenido, generando un silencio clamoroso e impulsando a la humanidad a lo desconocido, ejerciendo presión en la economía global y generando dudas profundas sobre la fragilidad de nuestras sociedades. Como yo, usted probablemente está leyendo esta nota relacionada con el COVID desde su hogar preguntándose acerca de cómo responder a esta crisis. Más que nunca, esta situación única nos está forzando a adoptar una visión holística para darle sentido a todo.

Si la crisis no hubiera surgido, estaría en mi oficina de Sao Paulo, enfocado principalmente en la organización del WINGForum 2020 Imagine, el cual está programado para este noviembre. Aunque somos optimistas que la situación empezará a mejorar en los próximos meses, permitiéndonos proceder como lo hemos planeado y celebrar nuestra red, continuamos teniendo una mente abierta y la opción de posponer este evento continúa siendo una posibilidad. Aún así, en cierto sentido, este evento que nos ocupa a todos nos obliga a comenzar un proceso de anticipación y formulación de ideas que hubieran salido a la luz durante este encuentro. Es como si se nos pidiera involucrarnos en un ejercicio de reflexión radical y de pensamiento progresista en las tres intricadas dimensiones que estructuran el Foro: el sector filantrópico que necesitamos, la sociedad que queremos, y las personas en las que debemos convertirnos.

“Varios donantes y financiadores han adaptado su enfoque, relajado sus acuerdos de donación, lanzado fondos especiales de emergencia, transformado donaciones a proyectos en donaciones de base”

 En esta primera parte de una serie de árticulos, voy a explorar una de las cuestiones que señalo: lo que la crisis actual nos dice del sector filantrópico que necesitamos.

Al ser una parte interesada en la filantropía, lo primero que me sorprende de esta crisis es algo positivo – la manera en que ha respondido nuestro sector. Esta edición especial de nuestro boletín y nuestra nueva página de recursos vislumbra el increíble movimiento de solidaridad que se está formando. Nuestro miembro en China -Yishan- ha recopilado información de los más de $4 mil millones que se han movilizado desde que la crisis comenzó en ese país. Varios donantes y financiadores han adaptado su enfoque, relajado sus acuerdos de donación, lanzado fondos especiales de emergencia, transformado donaciones a proyectos en donaciones de base y han alentado a otros a hacerlo a través de compromisos y llamamientos a la acción. Este es un indicador muy apropiado para demostrar que se está confiando en nuestro sector, que este está abierto a nuevas relaciones, y que está superando las limitaciones que representan los mandatos organizacionales y las prioridades usuales. Mientras la crisis evoluciona, estas son señales de lecciones tempranas. Además, esto ha creado un momentum nuevo que debemos utilizar como base para no permitir que esta situación se esfume – como seguramente sucederá.

“Me pregunto, ¿la maravillosa flexibilidad y apertura que estamos viendo en esta situación de crisis permanecerá como la nueva norma o simplemente desaparecerá?”

 Pero volviendo a las lecciones centrales de la pandemia, estoy sorprendido por como ha sido capaz de revelar las desigualdades e interdependencias estructurales, y al mismo tiempo, nos ha permitido tener una visión acerca de la existencia de estas tensiones en nuestro sector. Aunque reconocemos de manera justa la inmensa respuesta de nuestro sector, está también opera junto a una narrativa siniestra. Consideremos, por ejemplo, los rumores que surgen de las teorías de conspiración -incluyendo algunos sobre las intenciones de varios actores dentro del sector. Artículos conectando a las inversiones en salud y vacunación de Bill Gates abundan en los medios sociales. Esta realidad, aunque triste, genera una conversación con dos puntos importantes: el primero es que necesitamos urgentemente abordar la brecha de confianza que está afectando nuestra efectividad, legitimidad y sostenibilidad. Y el segundo se refiere a las narrativas -donde necesitamos de manera de urgente compartir historias de cada uno para amplificar y demostrar nuestro rol, y al mismo tiempo adoptar nuevas normas para lograr una mayor transparencia, rendición de cuentas, ampliación y democratización de los actores filantrópicos.

Respecto a mi primer punto: la confianza se construye a través de humildad y a una visión en la cual basarnos para construir relaciones y compromisos. El tipo de crisis y la incertidumbre que la acompaña requiere de más agencia, transparencia y rendición de cuentas mutua. Además, en la práctica de esto, necesitamos ir más allá de las buenas intenciones para crear nuevos estándares, empujando los límites de lo que hacemos y consideramos como bueno. Yo me cuestiono, al igual que muchos otros, si la crisis es lo que necesitábamos para sacudirnos de nuestro estupor. Y me pregunto me pregunto, ¿la maravillosa flexibilidad y apertura que estamos viendo en esta situación de crisis permanecerá como la nueva norma o simplemente desaparecerá? Espero que algunas de las áreas en las que debemos ir del dialogo a la acción -incluyendo, por ejemplo-  la necesidad de apoyo operativo general, las alianzas de largo plazo y los enfoques de donaciones participativas, estas acciones necesitarán, eventualmente, tener una aplicación amplia y sistémica.

“[…] Las redes filantrópicas y sus organizaciones de apoyo están jugando un rol critico muy importante en la recopilación de datos e información para identificar qué apoyar, liderando las ideas para determinar cómo adaptar, y tal vez, por encima de todo, desarrollar un sentido muy necesario de unidad que cuente con espacios de dialogo.”

Respecto a mi segundo punto sobre la necesidad de una nueva narrativa filantrópica: por mucho tiempo ha existido un mito alrededor de la filantropía y su asociación con la clase alta. Quienes trabajamos en el sector tendemos a pensar que la filantropía es un sector diverso, sin embargo, este es en una gran medida un sector con recursos institucionalizados y concentrados, considerando que sabemos que, tanto en términos de números como de legitimidad, las donaciones individuales y la solidaridad local son los tipos más prominentes de filantropía a nivel global. Finalmente, y para cerrar este punto, la respuesta humana actualmente nos está mostrando nuevas visiones alrededor de la valentía de los doctores y enfermeras voluntarias en el frente, el apoyo de millones de donantes individuales, o la dedicación y creatividad de los grupos locales. Me permito preguntarme, ¿tiene esto menos valor e impacto que aquellas fuentes visibles y concentradas de apoyo privado? ¿cómo construimos una narrativa que abarque la verdadera diversidad y poder de nuestro sector?

No tengo respuestas completas, pero de nuevo, sospecho que requerirá algo de humildad y una introspección honesta. Por ejemplo, esto puede venir de nuestras formas institucionalizadas de reconocer y sacar provecho al poder de la filantropía distribuida, de nuestra disposición a colaborar con aquellos que se están agrupando y de apoyar a los actores dispersos, y tal vez, por encima de todo, a nuestro compromiso para invertir y ayudar a desarrollar todas las formas de filantropía, con todas las misiones y áreas de enfoque que existen. Esto requerirá una inversión muy atenta en la estructura de la filantropía. También tendremos que llevar a cabo más colaboraciones y conexiones entre las redes y las organizaciones de apoyo que representan y apoyan ambos lados del espectro, estamos orgullosos que WINGS sea la red donde estos actores se unen.

 

“Ser una fuerza esencial en una crisis tan importante puede ayudarnos a argumentar el por qué tener un ecosistema más favorable que establezca políticas más permisivas para la sociedad civil y la filantropía en el largo plazo”

 

El rol crítico de la infraestructura, o del ecosistema de apoyo, también ha demostrado su utilidad y gran valor como respuesta a la crisis en la que nos encontramos. Como este especial lo ilustra, las redes filantrópicas y sus organizaciones de apoyo están jugando un rol critico muy importante en la recopilación de datos e información para identificar qué apoyar, liderando las ideas para determinar cómo adaptar, y tal vez, por encima de todo, desarrollar un sentido muy necesario de unidad que cuente con espacios de dialogo. Esto también permite que las fundaciones y los donantes tengan un rol critico en la elaboración de políticas para propugnar y asegurarse que la sociedad civil hará parte de los planes de respuesta de los gobiernos. Después estarán los órganos de control para identificar y denunciar los intentos de los gobiernos para utilizar la crisis para continuar cerrando el espacio cívico o reducir libertades fundamentales. Por ejemplo, el ICNL está actualmente desarrollando una herramienta para identificar los poderes obtenidos por los gobiernos durante esta emergencia y el impacto que tendrán en la sociedad civil, este puede ser un recurso muy importante. En varias regiones, existe una alarma respecto a el aumento de los poderes de vigilancia del Estado en la población bajo el pretexto de salud y seguridad. ¿Debemos tener uno por encima del otro?

Como resultado, espero que el brote del COVID-19 proporcione una oportunidad para incrementar el reconocimiento de la filantropía como un actor clave y un aliado complementario a los gobiernos que enfrentan esta crisis, y mañana, en su rol para reconstruir modos de subsistencia, proporcionar bonos sociales y crear esperanza. Ser una fuerza esencial en una crisis tan importante puede ayudarnos a argumentar el por qué tener un ecosistema más favorable que establezca políticas más permisivas para la sociedad civil y la filantropía en el largo plazo.

“La crisis del COVID-19 nos ha ayudado a entender la importancia de tener una articulación robusta en relación con las necesidades y el impacto del sector a nivel global.”

Finalmente, espero que La crisis del COVID-19 nos ha ayudado a entender la importancia de tener una articulación robusta en relación con las necesidades y el impacto del sector a nivel global. Junto a otras cuestiones como el cambio climático, la ética en la tecnología y la biología, y las migraciones – la situación causada por el COVID-19 hace que sea urgente juntar actores para actuar globalmente. A través de la respuesta que hemos visto hasta ahora, veo que el rol de WINGS y de otras iniciativas globales es hacer realidad estas iniciativas como algunos (¡si no todos!) de los otros sectores e industrias con intereses a nivel global. No hay duda de la gran necesidad de apoyo, esfuerzo y recursos será necesario. Por ahora, espero que nuestra conciencia colectiva acerca de las necesidades criticas incrementarán, ya que existen muchas cosas que podemos alcanzar juntos.

Este articulo de reflexión hace parte de una serie que se inspirará en las lecciones de la crisis y de cómo la comunidad filantrópica puede acelerar la transformación necesaria que requiere. La próxima edición continuará explorando una reflexión inconclusa acerca de los que nos puede decir sobre nuestras sociedades y para replantear la sociedad que queremos. Esta crisis nos ha llevado a reflexionar en preguntas más profundas acerca de nuestra sociedad, la articulación local/global, la conectividad, las amenazas existentes para la humanidad, el tiempo, solo por nombrar algunas -que a su vez deben ser consideradas por el sector. Hablaremos más en el próximo boletín.

Texto Original: https://philanthropyinfocus.org/2020/03/26/reflections-on-a-crisis-a-call-for-introspection-change-and-transformation-for-the-global-philanthropy-and-giving-community/amp/?__twitter_impression=true

Entradas relacionadas

Pasantía Internacional de la Federación Antioqueña de ONG

Comunicaciones-AFE

Fundaciones AFE en la construcción de Hábitat

Comunicaciones-AFE

Activa Buenaventura, la alianza competitiva que aportará al desarrollo global del Distrito

ComunicacionesAFE

Dejar un comentario

X